Guía de APIs para principiantes

Todo lo que necesitas saber para iniciarte en el mundo de las APIs, con ejemplos de la vida real.

¿Qué es una API?

API es el acrónimo de Application Programming Interface o Interfaz de programación de aplicaciones. Se define como un sistema de herramientas y recursos en un sistema operativo que permite a un desarrollador crear una aplicación de software. Por lo general, las APIs usan JSON (Javascript Object Notation) como el lenguaje principal para proveer los métodos diseñados para extraer y manipular datos almacenados e documentos HTML. 

Las APIs agregan datos y completan procesos entre sistemas separados, haciendo de puente que permite que interactúen.

Una analogía utilizada comúnmente para explicar las APIs es la de un camarero en un restaurante.

En un restaurante, es el camarero el toma nota de lo que quiere el cliente y lo lleva al cocinero. Una vez que el cocinero ha preparado la comida pedida por el cliente, el camarero se lo lleva a la mesa. 

De la misma forma, una API recibe una petición por parte de una aplicación. A continuación, interactúa con un servidor o base de datos ajena para recoger y procesar una respuesta, que luego se devuelve a la aplicación.

En los últimos años, la popularidad y el uso de las APIs han aumentado exponencialmente. Anualmente, el tráfico a través de las APIs crece un 300%. Cada vez son más las empresas de todas las industrias que desarrollan y utilizan las APIs como un elemento clave de su negocio. Dado que exponen servicios a menudo complejos como código simplificado, las APIs son fáciles de implementar en un número ilimitado de proyectos. 

El 83% de las peticiones que se realizan en internet se realizan a través de una API, por lo que es muy probable que, como usuario, hayas hecho uso de una app o página web que utilice APIs. 

¿No nos crees? Te enseñamos algunos ejemplos a continuación.

Ejemplos del mundo real

¿Alguna vez te has fijado en que cuando buscas cómo ir a un lugar en Google Maps, te da la opción de escoger y reservar el trayecto en un servicios de movilidad?

Google Maps utiliza las APIs de empresas como Uber o Cabify para pedir información, enviando una petición HTTP con los puntos de inicio y final del trayecto.

Estas APIs le envían la información sobre los vehículos que tienen disponibles, dónde se localizan y el precio de las distintas opciones que ofrecen.

Así, Google Maps procesa la información y la ofrece al usuario, dándoles acceso directo a la app de Uber o Cabify si la tienen descargada.

De la misma forma, webs de viajes y reservas como Trivago, Kayak, Expedia o Booking.com, utilizan las APIs de aerolíneas y compañías hoteleras para conseguir información sobre disponibilidad, precios, y otras variables que permiten a los usuarios hacer reservas directas desde su plataforma.

Hoy en día, muchas aplicaciones y webs ofrecen la opción de registrarse a través de una cuenta existente en otra aplicación como Google o Facebook. Por ejemplo aplicaciones de citas como Tinder, permiten a los usuarios crear su cuenta a través de Facebook con un sólo click.

Tinder utiliza la API de Facebook para verificar la identidad del usuario, así como para acceder a información de valor sobre el mismo, como pueden ser el género, la edad, amigos/contactos y fotos para su perfil.

Y por último, una de las APIs más utilizadas es la Geocoding API de Google Maps. Las aplicaciones que la usan pueden convertir direcciones en coordenadas geográficas de un mapa.

Yelp utiliza esta API para acceder a la localización actual del usuario, así como para ubicar puntos de interés y marcarlos en un mapa integrado en la aplicación.

En conclusión...

Las APIs conectan el mundo, eliminando barreras con sólo un par de clicks, y siendo fáciles de integrar. ¡Las posibilidades son infinitas!

Ahora es tu turno, ¿cuál es una API que utilizas día a día como usuario?

1_25Kh3ilJMH0oyPPITmB8lA

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.